lunes, 19 de junio de 2017

Dios es la Verdad...



INTRODUCCION:
            En la actualidad mucha gente está confundida pues muchos proclaman ser poseedores de  la verdad.
Lamentablemente, debemos reconocer, que la sociedad de este tiempo está siguiendo cualquier clase de mentiras, la razón: ha rechazado al único que es real y es verdadero; al Dios creador y sustentador de la vida.
Deseamos, a través de esta reflexión que muchos sepan, que en medio de una sociedad tan confundida, se puede conocer al Dios verdadero, pues aún el se está revelando a la humanidad y a usted para bendecirle con Su palabra, que es la verdad inmutable.

DESARROLLO:        
            La historia de Dios tratando con la humanidad es fundada en eventos históricos y literales – que verdaderamente sucedieron, y han sido grabados en La Biblia para nosotros.
El primer principio es: La Verdad si existe, es propositiva, esta documentada en la Palabra de Dios, debe ser enfoque central de nuestras vidas, y es personificada en Cristo Jesús. Contrario a las enseñanzas y creencias de filósofos humanos y ocultistas religiosos, La Verdad existeLa Verdad es propositiva, eso significa que es algo que podemos poner en palabras, frases, y oraciones que tienen sentido. La verdad es documentada en la Palabra de Dios (Juan 17:17). Podemos encontrar la respuesta a las preguntas de la vida en el Libro de Libros. El propósito de la Verdad es ser el enfoque central de nuestra vida, debemos conocer la Verdad y vivirla.
El segundo principio de “Tu Palabra es Verdad” es que la Verdad Bíblica es Verdad “VERDADERA objetiva.” Contrario a las formas liberales y existenciales de la fe cristiana, la fe Bíblica enseña que los eventos documentados en la Biblia son hechos históricos confiables.

            Uno de los aspectos que más se critica de la cultura posmoderna es su abandono de la verdad absoluta. Es posible, sin embargo, que ciertas concepciones posmodernas en torno a la verdad ayuden al cristianismo y a la teología cristiana a redescubrir de la buena noticia de Jesucristo como una invitación a una vida plena más que una verdad preposicional absoluta a ser defendida.
            Es innegable que en estos tiempos posmodernos se ha puesto en cuestión la idea misma de la verdad y de los valores que de ella se derivaban. Se ha abandonado la pretensión de que la razón humana pueda alcanzar la naturaleza de las cosas y esto ha dado paso al contextualismo, pragmatismo y relativismo. En la posmodernidad “el problema no es que hayamos dejado de creer en Dios, el problema es que ahora creemos que no se puede creer; el problema no es la duda sobre la Verdad, ni las metodologías para alcanzarla, sino la duda sobre nuestra capacidad para descubrirla” Con respecto a la relación del cristianismo con la posmodernidad Juan Martín Velasco afirma que:
El pensamiento cristiano entra de lleno en el campo de las filosofías criticadas por el pensamiento posmoderno… porque al insistir en Dios como fundamento último de verdad y los valores contenidos en esa tradición, ha dado sanción religiosa a esa forma de pensamiento, llevándola a la condición de verdad – contenido de la revelación – y atribuyéndole así el carácter irreformable, inmutable, eterno, absoluto que atribuye a lo divino…
            Ahora, ¿Qué ha significado para la humanidad, (hombre, mujer, familia, hijos, etc.), este cuestionamiento  o alejamiento de la verdad?
            Mientras la humanidad se ha elevado en algunas áreas de la vida, este rango de superioridad ha significado que el hombre discrepe con Dios, argumentando o negando su existencia.
            Esto lo podemos ver en la historia de la humanidad a través de los distintos emperadores y personajes que han alcanzado alguna notoriedad, diciendo que ellos mismos son dios. Esto ha significado que con mucha facilidad, la humanidad se ha entregado a una serie de aberraciones, tales como el paganismo y otras desviaciones, rechazando la verdad de que hay un Dios y que este Dios es real y que este Dios es la verdad.
            Veamos un aspecto importante:
En nuestro tiempo hay grandes hombres que han logrado levantarse a través de una inteligencia superior a lo común de las personas, pero al consultárseles por el destino y el propósito de la vida, ellos no pueden entregar una respuesta, pues a pesar de su inteligencia, niegan al autor de la vida y poseedor de la verdad, Dios.
            Ahora, ¿se ha  dado Dios a conocer o se ha revelado al hombre?
Debemos afirmar, consistentemente, que Dios si se ha dado a conocer y quiere que el hombre sepa que El es.
Jeremías 9: 23 y 24, revela lo siguiente: No se alabe el sabio en su sabiduría, ni en su valentía se alabe el valiente, ni el rico se alabe en sus riquezas. Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra; porque estas cosas quiero, dice Jehová.
           
CONCLUSION:
            Por lo tanto podemos concluir que hay un Dios, que es la única verdad y que ha revelado Su Existencia a través de:
  • La naturaleza. Podemos leer en el Salmo 19 versículo 1, lo siguiente: Los cielos cuentan la gloria de Dios y el firmamento anuncia la obra de Sus manos.

  • Su obra creadora. Génesis capítulo 1 versículo 1, nos dice: En el principio creó Dios los cielos y la tierra.

  • Su palabra: Leemos en Salmo 119: Por siempre, oh Jehová, permanece Tu palabra en los cielos.

  • Jesucristo: Juan 14: 9; Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre?

  • La conciencia: Romanos 2: 15;  mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos.